TELEMEDICINA

Telemedicina, posible solución para el postrasplante de pulmón
  • neumología
  • Mejora la adherencia terapéutica de los pacientes trasplantados, ayuda a la detección precoz del rechazo del injerto y las infecciones, y reduce el número de consultas y hospitalizaciones

Entre los beneficios de la telemedicina para los pacientes trasplantados de pulmón se encuentra la mejora de la adherencia terapéutica, gracias a la posibilidad de monitorizar la función pulmonar. “En pacientes con trasplante de pulmón, la mala adherencia al sistema de monitorización de la función pulmonar aumenta el riesgo de generar disfunción del injerto”, advierte la doctora Natalia Martos, neumóloga y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), durante la XX Reunión Conjunta de Áreas SEPAR celebrada en Alcalá de Henares. “Ante esta situación, resulta esencial potenciar las estrategias de adherencia a los programas de tratamiento, debido a que una buena adherencia, especialmente en los primeros meses de postrasplante, conlleva permanecer más tiempo libres de bronquiolitis”.
En los casos de trasplante de pulmón existen múltiples complicaciones existentes en el postrasplante, el extenso y complejo tratamiento pautado y la necesidad de apoyo psicológico que requiere el paciente, factores que pueden terminar en el rechazo al injerto o en una infección. “Empezar a tratar a tiempo el rechazo del injerto o alguna posible infección es clave para disminuir la morbilidad que registran estos pacientes”, prosigue la doctora Martos. “También es remarcable la reducción del número de hospitalizaciones y las consultas programadas, así como de los costes sanitarios vinculados que suponen su implementación”.
Sobre todo es de vital importancia la detección y el tratamiento precoz de la bronquiolitis obliterante, ya que es la causa principal de la disfunción del injerto y de las infecciones respiratorias. “Estos avances influyen directamente en la mejora de la calidad de vida del paciente debido a que estas dos entidades van a determinar el pronóstico a corto o largo plazo en la mayoría de los pacientes sometidos a un trasplante de pulmón”, mantiene la doctora Martos. No obstante, aún hace falta realizar más estudios a largo plazo que se centren en la calidad de vida y la satisfacción del paciente en trasplante pulmonar.
redacción | madrid@saludrevista

0 comentarios:

Publicar un comentario